Adiós a mi virginidad con un blanquito

Perdí la virginidad con un blanco

Se de buena tinta que los chicos de color, tienen pollas grandes y muy gruesas, por lo que tengo miedo a perder mi virginidad con uno de ellos y que me duela demasiado. Por eso, cuando surgió la ocasión de montármelo con un blanquito, no dude en aprovecharla y termine disfrutando de lo lindo con su rabo, que tenía un tamaño considerable. Sin duda, una desvirgada interracial que gocé de lo lindo.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *