Categoría: Asiáticas

Penetro a mi alumna japonesa en los vestuarios

Alumna japonesa se estrena con su profe

Tengo en mi clase a una alumna japonesa muy sexy y que me pone como una moto. Hoy llegó con su uniforme para hacer gimnasia, así que la seguí hasta los vestuarios y al vernos a solas, decidí tirarle los tejos. Ella no se resistió demasiado, a pesar de que aun era virgen y jamás había probado una polla. Pero quizás por eso, se dejó penetrar por mí, ya que quería experimentar el sexo y además, con un hombre con experiencia.

Asiáticas

Vaya polla gasta mi profesor de lengua

Profesor muy dotado

Quizás exageré, ya que no había estado antes con un hombre ni había probado una polla en mis carnes, pero la polla de mi profesor me dejó gratamente sorprendida. Llevaba tiempo colada por él y hoy, no puede evitar abrirme de piernas para él, dejándome follar en clase y disfrutando de mi primera experiencia sexual con un hombre muy experimentado y cachas.

Asiáticas

Estreno a mi vecina japonesa en el almuerzo

Vecina japonesa almuerza y se estrena

Tras llegar de la escuela, esta vecina japonesa quiso almorzar conmigo y no pude decirle que no a la jovencita. Pero además de la comida, quería llevarse a la boca y a su coño otra cosa, mi polla. Y es que, la chavala tiene ganas de desvirgarse y no puedo dejar de pensar en ello, por lo que acabo espatarrándola y penetrando su coño oriental con mi rabo erecto.

Asiáticas

En el baño público fui penetrada a conciencia

Sexo en el baño público

No podía aguantar más el apretón, así que me metí en un baño público y me desahogue. Pensaba que estaba sola, pero pronto un chico se coló dentro y empezó a observarme con cara de salido. Se metió conmigo en el baño y, tras manosearme y ponerme el coño húmedo, quiso follarme. Yo intenté resistirme, pero como aun era virgen y me estaba gustando como me tocaba, me dejé llevar y terminé estrenándome allí mismo.

Asiáticas

Fue un gustazo follar su coño peludo

Coño peludo bien follado

Que fuese asiática y su cuerpazo, me hizo seducirla e invitarla a mi piso, para tener sexo con ella. Pero por lo visto, la chica era virgen y no lo tenía claro. Al final, logré convencerla pero, al ver su coño peludo, no lo tuve claro. Al final decidí tirar para adelante y lo cierto es que me encantó penetrar ese chochito lleno de pelos, mientras ella gemía con su primera polla.

Asiáticas

La asiática empollona pierde su timidez

Asiática empollona y tímida

En un curso que estoy haciendo, he conocido a una asiática empollona y de origen francés, muy guapa y con un morbo especial. La chica es muy tímida, pero pienso espabilarla como sea. Para ello, la invito a mi piso para cenar, pero mi intención es probar su coño que, al parecer, aun no ha catado una buena polla. Pero hoy, tras tentarla, se abre de piernas para mí y me deja probarlo a pollazos.

Asiáticas

Desvirgada POV en pleno hotel

Desvirgada POV

Por lo visto, no quiere que nadie sepa lo que se propone hacer conmigo. Por eso, mi nueva novia asiática me pide que vayamos a un hotel, para tener un poco de intimidad. Y es que, piensa estrenarse en el sexo y yo estoy ansioso por hacerlo, así que para ello decido coger mi teléfono y grabar su desvirgada POV en primera persona, capturando su cara de placer mientras la penetro.

Asiáticas

Sentí mis primeros orgasmos anales

Orgasmos anales para mi culo

Ya estaba bastante contenta con mi estreno por el chochito, pero sentía curiosidad si con una enculada, disfrutaría lo mismo. Así que hoy, decidí estrenar mi culito junto a mi chico y, después de varias embestidas por detrás, empecé a sentir mis primeros orgasmos anales. Fueron una gozada y la verdad es que disfruté de lo lindo, sin apenas dolor y acabando con mi ojete abierto como nunca.

Asiáticas

Mi chochito asiático termina relleno

Chochito asiático relleno

Entre mi traje de colegiala y mi pinta de modosita, nadie podría creer que acabase haciendo lo que hice. Y es que, terminé probando un trío con dos chicos, los cuales estrenaron mi chochito asiático con sus pollas. Disfruté y mucho con cada embestida, tanto que incluso les dejé correrse dentro, terminando por chorrear lefa caliente por mi coño, que terminó calentito.

Asiáticas

Disfruté de un masaje caliente e intenso

Colegiala asiática entregó su culo

Por primera vez en mi vida, acudo probar un masajista que me ha recomendado una amiga, para quitarme estrés de encima antes de los exámenes. Me pidió que me desnudase del todo y me tumbase en la camilla, antes de entrar en materia. Era un chico joven y guapo, el cual se quedó prendado de mi aspecto exótico. Por eso, empezó a toquetear más de lo debido, convirtiéndolo en un masaje caliente y metiendo mano a mi chochito. Yo no sabía que hacer, ya que jamás he probado el sexo, pero me di la vuelta y terminé dejándole penetrarme con intensidad allí mismo.

Asiáticas