Categoría: Asiáticas

La colegiala japonesa me invitó a los baños

Estreno a la colegiala japonesa

No sabía muy bien para que me quería la colegiala japonesa en los baños del instituto. Pero una vez dentro, pude ver como se levantaba la falda y me mostraba su coño peludo. La chica estaba ansiosa por desvirgarse y fui el elegido para ello, algo a lo que no pude negarme y en lo que me entregué a fondo. Quería que tuviese un buen recuerdo de su primera vez, así que me la follé con ganas y, oyendo como gemía, parece que a la asiática le encantó.

Asiáticas

Squirting para la criada asiática

Squirting con la criada japonesa

Hace poco he contratado a una joven asiática como mi sirvienta, pero entre lo guapa y sexy que es, y que el traje de criada le sienta de lujo, me tiene cachondo todos los días. Así que un día, le dije que se relajara un rato en el sofá y decidí meterle mano. Aunque eso si, me advirtió que era virgen, algo con lo que terminé gracias a mi polla y mis dedos, que le provocaron un squirting a su coño, el cual parecía una fuente con tanta eyaculación.

Asiáticas

Me convertí en una zorra tras mi estreno

Me he vuelto una zorra gracias al sexo

Todo el mundo dice de mí que soy una chica muy formal y recatada, pero tras mi primera experiencia en el sexo, he cambiado mi mentalidad. Ahora soy una zorra y flirteo con todos los chicos que puedo, y todo se lo debo a ese primer polvete, que gocé intensamente con una polla bien dura que no paraba de penetrar mi chochito oriental.

Asiáticas

Fue el primero de muchos polvos

Se inicia en los polvos

Llegó el día y, aunque estaba algo nerviosa, estaba dispuesta a desvirgarme. Probé un par de posturas nada más, pero las gocé mucho, tanto a cuatro patas como abierta de piernas para mi chico. La follada que me metió me encantó y con seguridad, puedo decir que vendrán muchos más polvos de aquí en adelante, ya que mi coño oriental acabó más que satisfecho.

Asiáticas

Menudo zorrón es esta empollona asiática

Empollona asiática se desvirga

Con sus gafas de intelectual, esta empollona asiática desprende mucho morbo y muchos chicos quieren probar su coño. Pero se ha mostrado muy tímida, tanto que aun es virgen y jamás ha probado una polla. Pero eso hoy va a cambiar, tras quedar con un compañero de clase para estudiar y terminar abierta de piernas, recibiendo una follada en casa antes de que sus padres aparezcan y los pillen de lleno.

Asiáticas

Hoy me despido de mi virginidad

Adios a mi virginidad

Lo tengo claro, hoy voy a despedirme de mi virginidad y lo haré con un auténtico cachas bien dotado. Le conocí yendo de compras y me puso cachonda perdida, tanto que decidí irme con él a su casa. Le gustaron mis rasgos asiáticos y, una vez juntos en la cama, me entregué a su rabo y disfruté de mi primera vez, con unos orgasmos que mi chochito agradeció mucho.

Asiáticas

Gocé de duros orgasmos en mi estreno

Orgasmos brutales en mi estreno

Aunque ya había sentido orgasmos a solas en casa con mis deditos, estaba como loca por probar un buen rabo por primera vez. Así que, cuando surgió la oportunidad, dejé que penetrase mi coño oriental en un polvazo casero, donde disfruté de lo lindo con cada embestida, corriéndome de gusto y desvirgándome al fin, gracias a este semental con tanta energía.

Asiáticas

No pude resistirme a su coño asiático

Un coño asiático irresistible

Tras acabar la clase, me quedé a solas con mi compañera japonesa. Es preciosa, pero además de eso, con ese vestido de colegiala es irresistible. Por eso, me puse muy cachondo e intenté convencerla para follarme su coño asiático. Me costó, ya que aun era virgen, pero al final se bajó las bragas y me dejó penetrarla sobre la mesa, antes de que nadie nos pudiese pillar.

Asiáticas

Esa colegiala japonesa me pidió rabo

Colegiala japonesa pidió polla

No estamos en la misma clase, pero cada día me fijo en esta colegiala japonesa y su falda, que me dan un morbo brutales. Encima tiene una cara de chica inocente que pone a todos los chicos muy cachondos, deseando poder probar ese chochito de una vez. Por algún motivo, se metió en mi clase cuando solo quedaba yo y, de repente, me pidió que le follase el coño ya que aun era virgen y necesitaba estrenarse. Así que sin dudarlo, cumplí sus deseos allí mismo.

Asiáticas