Se asombró con el pollón del blanquito y no dudó en probarlo

Se asombró con el pollón del blanquito

Había ido a casa de una amiga para estudiar para los exámenes de septiembre, pero ella había salido un instante y solo estaba su hermano. El chico le dejó pasar y se fue a la ducha, donde a través de un pequeño hueco, la negrita se puso a espiarle y descubrió que el chico tiene un pedazo de pollón. Ella se sintió muy atraída por ese pedazo de rabo y aunque aun estaba por estrenarse, quiso que fuese él quien lo hiciese y al final, le esperó en el salón para desvirgarse con su pedazo de polla.