Dejé que el granjero me desvirgase

El granjero me estrenó

Por unas cosas o por otras, aun soy virgen y para olvidarme de ello, decidí ir al campo y relajarme con el aire puro. Pero entonces, conocí a un granjero solitario y comenzamos a charlar. Nos caímos muy bien y fue muy agradable conmigo, por lo que decidí ser cariñosa con él, hasta terminar espatarrada sobre la paja y probando su rabo en mi coño peludo que acabó bien follado finalmente.