Dejé que el profesor de gimnasia me empotrase


En un día de clase normal, me encontré a mi profesor de gimnasia cachas discutiendo con mi tutor. Intenté calmar las cosas entre ambos y, cuando me quedé a solas con él, intenté tranquilizarle a mi manera. Aunque eso conllevase dejarme follar mi coño virgen, en un estreno donde su enorme polla atravesó mi chochito de colegiala.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *