Dejó la plancha para recibir una enculada de su marido

Dejó la plancha para recibir una enculada

Con su marido aun trabajando, esta rubia estaba haciendo tareas en casa, echando mano de la plancha y dejando la ropa sin arrugas. Lo estaba haciendo vestida con su lencería más sexy y como no, cuando su marido llegó y la vio de esa manera, le vinieron las ganas de sexo en seguida. Ella dejó lo que estaba haciendo y ambos terminaron en la cama, donde la muy golfa le dejó hacer algo con ella que jamás había probado, como es probar una buena enculada.