Después de la enculada casi no puedo sentarme

Brutal enculada casera

Tenía previsto echar un buen polvete casero con mi chico, pero lo que ocurrió fué totalmente improvisado. Después de chuparle la polla y de que el me follase el coño, yo estaba tan caliente que le pedí sexo anal. Nunca lo había probado, pero pensé que alguna vez tenía que ser la primera. Él no dudó en coger su polla dura y perforarme por detrás en una brutal enculada que me dejó el trasero bien dilatado.