Categoría: Desvirgadas Anal

Flaca rusa me entrega su tierno culo


En un parque y montando en un columpio, me encontré con una flaca rusa muy mona y que aparentaba tener mucha menos edad. Acaba de cumplir los 18 años y ha llegado hace poco a nuestro país, por lo que me ofrecí para enseñarle el idioma y nuestras costumbres. Pero hay algo más que quise enseñarle, a follar por el culo y eso hice, estrenándoselo en mi casa y abriéndolo con mi rabo.

Desvirgadas Anal

La rusa y su culazo fueron para mi


Las mujeres de Europa del Este me ponen cachondísimo y, cuando conocí a esta guapa rusa, no dudé en ir tras ella. Tras unas citas acabó en mi piso y una vez allí, pude contemplar toda su figura, en especial su culazo. Ella me decía algo y no lograba entenderla pero, viendo lo que vino después, parece que me estaba pidiendo que se la metiese por detrás y le desvirgase el ojete con mi rabo.

Desvirgadas Anal

Al fin mi culito acaba abierto


Tras oír hablar a mis amigas de sus primeras experiencias con el sexo anal, me decidí a estrenar mi culito. Primero lo hice a solas, con juguetes con los que fui preparando mi trasero. Pero nada como el rabo de mi chico para hacerlo y cuando lo sentí por primera vez, me gustó mucho y disfruté de lo lindo con cada embestida que me iba metiendo.

Desvirgadas Anal

La rusa me dejó abrir su trasero


Como hace buen tiempo en nuestro país, esta joven rusa decidió hacer un viaje y disfrutar de nuestras costas y del buen tiempo. La conocí yendo de paseo junto a una avenida de la playa de mi ciudad y cuando la conocí, me quedé flipando con lo guapa que es. Aunque lo que más me sorprendió fue descubrir que, tras esa cara inocente, había una zorra de cuidado. Y es que no dudó en subir a mi piso para tomar algo, a sabiendas de que acabaríamos follando, donde incluso me dejó estrenar su culito.

Desvirgadas Anal

Guapa turista me entregó su culito


Andaba paseando por la avenida que pasa junto a la playa cuando, de repente, me topé con una preciosa rubia que estaba sola. Al parecer es una turista húngara y con mi fluido inglés, empezamos a charlar un poco y la convencí para subir a mi apartamento. Una vez allí, quiso probar mi polla española, pero me sorprendió que me la pidiese por su culo, ya que según me dijo nunca lo había probado y estaba ansiosa por estrenarse por detrás.

Desvirgadas Anal

Quise que mi culo virgen dejase de serlo


Aunque no los veo mucho, de vez en cuando me animo a ver porno y tomo notas para mis encuentros sexuales con mi chico. En el último vídeo que vi, me quedé asombrada en el modo que una chica era follada por detrás y decidí estrenar mi culo virgen al fin. Y aunque por momentos sufrí un poco, al final puedo decir que la enculada fue una gozada.

Desvirgadas Anal

La quiero por el culo pero con suavidad


No estaba por la labor de dejarme dar por el culo, pero mi novio insistió tanto, que tuve que dejarlo hacerlo. Eso sí, como era mi primer anal, le pedí que fuese cuidadoso conmigo y mi ojete, así que acabé a cuatro patas y penetrada con mucho cariño, algo que finalmente acabó por gustarme y que hizo la experiencia más llevadera.

Desvirgadas Anal

Desvirgo el ojete de mi tímida novia

Tímida se deja encular

Estamos empezando a salir y mi chica aun se muestra algo tímida conmigo. Pero hoy acabaré con todo eso, ya que a solas en mi piso, empezamos a besarnos y todo ello nos llevó a practicar sexo. Pero en lugar de la típica follada, fui a por más y terminé metiéndole mi rabo por su culito, en su primera experiencia anal que parece que disfrutó y mucho.

Desvirgadas Anal

Ser enculada era una de mis fantasías

Enculada para cumplir mis fantasías

Cada vez que veía en un vídeo porno a alguna chica siendo enculada, me ponía cachonda y deseaba ser yo la que lo probase. Por eso, tras mucho meditarlo, le pedí a mi chico que me diese por detrás y terminé recibiendo su rabo por detrás, cumpliendo así con una de mis fantasías sin cumplir.

Desvirgadas Anal

Disfruté de ese anal casero por primera vez

Ese anal casero me dio mucho placer

Cuando aparezco con mis coletas y mi pinta de zorra inocente, no hay chico que se pueda resistir a echarme un polvo. Con mi nuevo follamigo pasó igual y, aprovechando el calentón que llevaba encima, quise probar un anal casero con él por primera vez, abriendo mi culito virgen con ese pedazo de polla.

Desvirgadas Anal