Categoría: Desvirgadas Anal

Desvirgo el ojete de mi tímida novia

Tímida se deja encular

Estamos empezando a salir y mi chica aun se muestra algo tímida conmigo. Pero hoy acabaré con todo eso, ya que a solas en mi piso, empezamos a besarnos y todo ello nos llevó a practicar sexo. Pero en lugar de la típica follada, fui a por más y terminé metiéndole mi rabo por su culito, en su primera experiencia anal que parece que disfrutó y mucho.

Desvirgadas Anal

Ser enculada era una de mis fantasías

Enculada para cumplir mis fantasías

Cada vez que veía en un vídeo porno a alguna chica siendo enculada, me ponía cachonda y deseaba ser yo la que lo probase. Por eso, tras mucho meditarlo, le pedí a mi chico que me diese por detrás y terminé recibiendo su rabo por detrás, cumpliendo así con una de mis fantasías sin cumplir.

Desvirgadas Anal

Disfruté de ese anal casero por primera vez

Ese anal casero me dio mucho placer

Cuando aparezco con mis coletas y mi pinta de zorra inocente, no hay chico que se pueda resistir a echarme un polvo. Con mi nuevo follamigo pasó igual y, aprovechando el calentón que llevaba encima, quise probar un anal casero con él por primera vez, abriendo mi culito virgen con ese pedazo de polla.

Desvirgadas Anal

Desvirgo mi ojete con un hombre mayor

Estreno mi ojete como nunca

Sabía que, si tentaba a mi vecino cuarentón, caería en mis redes fácilmente. Aparecí en su casa con mi lencería más sexy, lista para follar con él, ya que es un hombre que sabe lo que se hace en la cama. Pero no solo quería un polvete, sino que me estrenase mi ojete virgen con su rabo, ya que estaba como loca por probar el sexo anal por primera vez.

Desvirgadas Anal

Vaya anal interracial para mi ojete

Anal interracial en mi culito

Llamé a mi compañero de clase mulato para estudiar, pero en realidad tenía otras intenciones. Quería probar su rabo, ya que estaba empeñada en estrenar mi culo de una vez y nada como su enorme polla de color para ello. Al final, le convencí para hacerlo y recibí una follada anal interracial, que dejó mi ojete más abierto que el túnel de mi ciudad.

Desvirgadas Anal

Primer intento anal para mi trasero

Intento anal para mi culo

Ya tenía ganas de ver que se sentía con el sexo anal y al fin, me decidí a probarlo. La verdad es que no estaba demasiado nerviosa, más bien ansiosa por sentir el rabo de mi chico en el ojete. Y cuando lo tuve, lo disfruté de lo lindo porque encima, es bien gordo y acaba por abrir mi trasero como debe ser.

Desvirgadas Anal

Mi culo estrecho acabó bien abierto

Abro mi culo estrecho

Este día fue muy especial para mí, ya que fue una jornada de estrenos. Para empezar, era la primera vez que follaba con un negro y para terminar, mi culo estrecho acabó desvirgado. Lo hizo gracias al enorme pollón del mulato, que abrió mi ojete a tope y lo dejó más que listo para futuras enculadas.

Desvirgadas Anal

Taladró mi ano y lo estrenó a gusto

Mi ano virgen acaba follado

Tengo claro que quiero probar de todo en la vida, incluyendo el sexo. Y por eso, tras muchos polvetes con mi chico, llegó el día de estrenar mi ano por primera vez. Me subí sobre él y cabalgué su polla dura por detrás, abriendo mi culito y gozando de una enculada que sin duda, fue para recordarla siempre.

Desvirgadas Anal

Logro su firma gracias al sexo anal

El sexo anal logra convencerle

Estaba recogiendo firmas para lograr que no demoliesen un edificio histórico y, en una de las casas, me topé con un chico que me abrió la puerta en pelotas. Me quedé asombrada al verle así, pero también porque no tenía ninguna gana de firmarme el papel. Necesitaba convencerle como fuese y solo se me ocurrió un modo. me fui a su cuarto y empecé a pajearle el rabo, para después practicar sexo anal por primera vez y lograr su apoyo a mi causa.

Desvirgadas Anal

La enculada me vino por sorpresa

Enculada muy sorpresiva

Tenía claro que iba a haber sexo esa tarde, pero no sabía porque mi chico andaba jugando tanto con mi trasero. Entonces y sin esperármelo, empecé a sentir su rabo por detrás en lo que fue mi primera enculada. Fue totalmente por sorpresa y, aunque me dolió un poco, le dejé penetrarme el culo y terminé por gozar de la experiencia.

Desvirgadas Anal