Desvirgo mi coño de ébano con una polla de enormes proporciones

Desvirgo mi coño de ébano con una gran polla

Cuando me eché de novio a semejante mulato, tuve claro que probablemente, tenía entre sus piernas una polla bien gorda. Mi coño de ébano no estaba listo aun para estrenarse ni mucho menos, con un rabo tan gordo. Así que tras practicar con mis juguetitos, una tarde le hice una visita y le dejé claro que estaba preparada, abriéndome de piernas en el sofá para dejar que hundiese su pollón hasta el fondo de mi chochito.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *