Entrego mi virginidad a cambio de mis servicios

Entrego mi virginidad

Hace poco he comenzado a trabajar como niñera, cuidando y limpiando casas. Y después de conocer a mi último cliente, con lo zorra que soy, el día de cobro le hice una propuesta. No le cobraría nada, salvo sexo y perder mi virginidad con él. Y ante tal petición, el hombre no lo dudó y acabó por desvirgarme en el sofá, antes de que apareciese su mujer por casa.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *