El entrenador de fitness no pudo resistirse a su pedazo de alumna

El entrenador no pudo resistirse a su alumna

Por sus manos pasan muchas chicas, pero este entrenador de fitness se quedó prendado de su nueva alumna, una joven morena que con sus mallas, se la puso bien dura en medio de la clase. El tipo intentó controlarse, pero le fue imposible hacerlo y ocultar el calentón que llevaba encima. Ella se dio cuenta y aprovechando la atracción mutua que existía, decidió quitarse la ropa y dejarle desvirgar su coño, probando el sexo por primera vez.