Es la primera polla que pruebo

Primera polla para mi coño

Jamás había probado una polla, pero cada día tenía más ganas de hacerlo y no encontraba la ocasión. Al fin surgió cuando quedé con un compañero de clase para estudiar con el que, tras quedarnos a solas en el salón con los apuntes, me abalancé sobre él dispuesta a desvirgarme y disfrutando de las embestidas que me dio con su rabo que estaba más duro que una piedra.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *