Etiqueta: a cuatro patas

A cuatro patas para estrenar mi coño


No he querido estrenarme en el sexo aun, porque no me sentía preparada pero una tarde con mi chico, decidí hacerlo de una vez por todas. Empecé a besarle intensamente y cuando noté su polla dura, lo tuve claro y terminé a cuatro patas ante sus narices. No pudo resistirse al ver mi culito en pompa, así que me la metió por el coño y yo, solo pude disfrutar de mi estreno con un chico, gimiendo de lo lindo con cada orgasmo que sentía.

Pelirrojas

Colombiana se estrena en la furgoneta


Necesitaba que alguien la llevase a su casa tras las clases, ya que esta colombiana había perdido el autobús. Por suerte, un par de amigos se ofrecieron a acompañarla en su furgoneta y ella acabó muy agradecida. De hecho, quiso compensar al menos a uno de ellos y lo hizo dejándose meter mano en el asiento de atrás. Pero la cosa pasó a mayores y al final, acabó follada y desvirgada con el vehículo en marcha, gozando de un buen rabo con el traqueteo de la furgo de fondo.

Latinas

Dulce pelirroja al fin recibe su follada


Es un gustazo poder ver a semejante mujer, guapa y con un cuerpazo natural que quita el sentido. Anque eso si, la chica aun no se lo ha entregado a ningún hombre… hasta hoy. Y es que se ha echado novio y tras unas citas, está lista para desvirgarse. El chaval podrá gozar de una mujer natural y sexy, que encima follando parece que no es tan inexperta como parece, ya que menea sus caderas como una salvaje mientras gime de gusto con sus primeros orgasmos.

Pelirrojas

Pongo a la vecina latina a cuatro patas


El otro día vi como un camión de mudanzas llegaba al barrio, se trataban de nuevos vecinos y ahora, tocaría conocerles a todos. Pero a la primera que conocí, fue a su hija, una guapa mexicana y con cuerpazo que se mostró muy simpática conmigo cuando vino a verme. De hecho, mi vecina latina empezó a acariciarme en el sofá y al final, se me puso a cuatro patas en seguida. Y es que parece que buscaba un chico experimentado que estrenase su coño y lo encontró en mí.

Latinas

Llegué deseosa de mi primera polla


Después de meterme en una página de contactos en la red, quedé con un chico para follar sin compromiso. No le dije que aun era virgen y se lo confesé al llegar a su apartamento. Se ve que no haber catado polla es algo que a él le pone y mucho, algo que pude notar en su entrepierna y al final, disfruté del calentón que le acabé provocando y así, pude experimentar una primera vez de lo más intensa.

Morenas

Creo que mi culito se la ha puesto dura


La tarde prometía ser aburrida y yo solo daba vueltas en la cama pensando que hacer. Pero entonces, vi como desde la puerta de mi habitación un amigo de mi hermano me miraba el culito y supe que estaba de lo más cachondo. Le dije que pasase, ya que quería comprobar como era de grande su rabo, para ver si era el adecuado para desvirgarme. Y nada más vérselo, me lo llevé a la boca, para después cabalgarlo con todas mis fuerzas.

Latinas

Le doy a la negra lo que tanto quiere


Después de unas cuantas citas con tesa preciosa negra de apenas 18 años, me confesó su virginidad. Yo también le confesé algo, y es que jamás había estado con una chica de color. Así que en cierto modo, cuando acabamos en la cama follando, para los dos fue una primera vez… aunque escuchando sus gemidos, la que más lo disfrutó fue ella sin duda.

Negritas

La mamita mexicana quiere estrenar su chochito


Si las chicas latinas ya dan morbo cuando hablan con ese acento tan sexy, imaginaos a una bien jovencita que esté buena y encima, virgen. Ese el caso de esta guapa y caliente mexicana que, antes de ponerse a follar, calienta a este chico con su voz de golfa y diciendo guarradas. Y cuando ya está como una moto, poco tarda en llevársela a su piso y en ponerla a cuatro patas para desvirgarla.

Latinas

Gracias a mi rabo deja de ser virgen


Se que me estaba contando algo, pero por un momento mi mente empezó a pasar de ella y a concentrarse en sus piernas suaves. Estaba como loco por meterle mano, pero como aun es virgen, me corté un poco. Hasta que ya no pude más y decidí calentarla, logrando que se desnudase y que se me pusiese a cuatro patas, dispuesta a ser desvirgada por mi polla.

Rubias

Cumplí los deseos de mi vecina


Siempre que necesita alguien ayuda en el barrio, me ofrezco voluntario ya que me gusta ayudar. Pero la petición de mi joven vecina fue algo especial, aunque acudí a su casa encantado de hacerla realidad. Y es que la muy golfa era virgen y quería que un hombre maduro le mostrase las bondades del sexo, así que me ofrecí para desvirgarla en su cuarto y sin sus padres cerca para pillarnos.

Morenas