Sexo anal con mi nieta borracha

Anal con mi nieta borracha

Cuando llegué a casa, me topé con mi nieta en ropa interior y bebiendo vino. La jovencita estaba borracha y cualquiera podía aprovecharse de ella, como yo. Así que como estabamos a solas, decidí divertirme un poco y comencé a besarla. Ella se dejó hacer de todo y, casi sin darme cuenta, estaba teniendo sexo anal con mi nieta, algo que la chica nunca había probado pero que en su estado, no tenía problemas en hacer.