Le doy a la negra lo que tanto quiere


Después de unas cuantas citas con tesa preciosa negra de apenas 18 años, me confesó su virginidad. Yo también le confesé algo, y es que jamás había estado con una chica de color. Así que en cierto modo, cuando acabamos en la cama follando, para los dos fue una primera vez… aunque escuchando sus gemidos, la que más lo disfrutó fue ella sin duda.