Aprovecho que está borracha tras la fiesta

Borracha y desvirgada en la fiesta

Viendo como iba tragando copa tras copa, decidí echarle el ojo a esa joven asiática, la cual estaba claro que acabaría borracha y siendo un blanco fácil tras la fiesta. Acabé con ella en el sofá y, en su estado, comenzamos a besarnos y le metí mano todo lo que quise. Entre balbuceos, ella me advirtió de que era virgen, pero no le hice mucho caso porque, al final, terminé estrenando su coño sin importarme lo más mínimo.