El profesor de baile me enseñó a follar


Dentro de poco es el baile de graduación y no tengo ni idea de como moverme, por eso he buscado un profesor con experiencia que me enseñe. Lo que pasa es que al juntar nuestros cuerpos, el roce hizo que los dos acabásemos cachondos y noté su rabo duro contra mi. Yo aun era virgen, pero sentí mucha curiosidad en ese momento así que decidí desnudarme y comerle el rabo en el suelo, antes de ponerme a cuatro patas para él.