Despierto con una desvirgada para mi chocho

Desvirgada mañanera

Tras salir de marcha con mis amigas, acabé en casa de una de ellas, la cual vive con su novio. Por la mañana, algo sentí en mi coño y era su novio comiendomelo. Yo nunca había estado con un chico pero, viendo las ganas que tenía el chaval, decidí dejarme llevar y acabar desvirgada. Me entrgué a tope y disfruté como una golfa sobre su polla, mientras mi amiga no se enteraba de nada.