Rusa tetona andaba algo perdida


Ahora está muy de moda la llegada de chicas de países más fríos y la última en aparecer fue esta rusa tetona, que andaba algo perdida por este descampado. Por suerte, un joven quiso ayudarla a orientarse y ella se sintió tan agradecida, que acabó acompañándole a su habitación de hotel. Una vez allí, le fue a dar las gracias con un buen polvo y aunque la chica aun era virgen, hizo todo lo posible por contentarle y le dejó follarse su coño y sus tetazas en la cama.