Su chochito de ébano se desvirga gracias a un blanquito

Su chochito de ébano se desvirga

Al fin decidió estrenar su chochito de ébano y para que fuese más morboso, quiso que fuese con un chico blanco. A ella le encantan y además, pensó que no estaría tan dotado como un negro y que sería más cómodo. Pero lo cierto es que el chaval tenía un buen rabo, aunque ella deseaba tanto desvirgarse que al final, siguió adelante. El polvazo interracial que le metió fue una pasada y ella, lo gozó a cuatro patas y abierta de piernas en el sofá de su casa.