Acabé follada en el sofá de mi padre

Follada en el sofá de mi padre

Como mi chico y yo somos muy jóvenes, apenas tenemos intimidad y aun no hemos podido desvirgarnos como quisiéramos. Pero hoy, me quedé sola en casa y rápidamente le invité para retozar juntos. Empezamos a besarnos y pensé que era un buen momento para estrenarnos en el sexo, así que acabé follada en el sofá de mi padre, el cual no sospechó nada al llegar a casa.