Etiqueta: chicas orientales

La colegiala japonesa experimenta con el sexo

Colegiala japonesa y su estreno sexual

Con ese vestido, esta colegiala japonesa transmite un aire de timidez y de inocencia muy grande. Pero en realidad, esta asiática esconde una zorrita que está ansiosa por estrenarse en el sexo de una vez. Y hoy, junto a un compañero de clase, logra su ansiado objetivo, dejándose penetrar el coño abierta de piernas y gimiendo de lo lindo.

Asiáticas

Estreno a una enfermera tailandesa muy sexy

Enfermera tailandesa follada duro

Me encanta hacer algún viaje de vez en cuando y esta vez, hice uno de placer. En él conocí a una joven enfermera tailandesa, o al menos iba vestida como tal, ya que creo que solo llevaba el traje para atraer a los turistas. Conmigo lo consiguió, así que me la llevé a mi habitación de hotel y una vez allí, desvirgué su coño oriental con mi polla, mientras ella gozaba abierta de piernas en la cama.

Asiáticas

Su culo oriental acaba bien dilatado

Culo oriental dilatado

La verdad es que las japonesas me vuelven loco y ésta además de sus ojos rasgados, tiene un cuerpazo. Lo que más me llamó la atención, fue su culo oriental el cual, mientras me la follaba, pude probar con mi polla poco a poco. Y es que, la chica nunca había probado el sexo anal y no quería sobrepasarme, pero no hubo problemas y pude encular a esta zorra asiática, mientras ponía unas cara de placer increíbles.

Asiáticas

Le doy duro a esta zorra oriental en un hotel

Zorra oriental en un hotel

Ya que sus padres son muy estrictos y clásicos, esta zorra oriental se ha visto virgen con 21 añitos y necesita estrenar su coño como sea. Por eso, para poder gozar del sexo, me llama a mí su amigo de facultad, para que sea el afortunado en estrenarla. Quedamos en un hotel lejos de las miradas de vecinos y familiares y una vez allí, saco mi rabo y se lo ofrezco para hacerla gozar al fin de una noche de folleteo intenso.

Asiáticas

La zorra filipina gimió de lo lindo

Zorra filipina gime de placer

La verdad es que nunca había estado con asiáticas y mucho menos con una zorra filipina como ésta. La chica es nueva en nuestro país y ha venido a estudiar y a formarse, pero también a conocer una nueva cultura. Me ofrecí como guía cuando la conocí, pero pronto quise probar ese cuerpazo oriental, así que la invité a mi piso y comenzamos a besarnos. No la entendí muy bien, pero creo que me confesó ser virgen, aunque poco me importó cuando comencé a penetrarla, algo que la hizo gemir como una perra en celo y que me puso muy burro.

Asiáticas