Etiqueta: coños de ebano

El blanquito me estrenó con su rabo

Estreno con un blanquito

No quería que un chico de color me desvirgase, ya que tenía miedo de que un rabo grande me hiciese daño en mi primera vez. Así que para mi estreno, logré convencer a un amigo blanquito de rabo más normal, que me penetró el chochito con delicadeza. Disfruté mucho en lo que fue mi primera follada interracial y ya pienso en volver a probarlo junto a ese chico.

Negritas

Me estrené con sexo interracial y disfruté

Sexo interracial para estrenarme

Quise probar a salir con un chico blanco y, cuando acabé en su piso, supe que acabaría desvirgándome. No estaba muy nerviosa, ya que pensé que no tendría una gran polla y no sufriría demasiado en mi primera vez. Pero lo cierto es que, no calzaba nada mal y al final, el sexo interracial que tuve con él fue muy placentero, logrando correrme de lo lindo entre las sábanas.

Negritas

Ven a la piscina que quiero estrenarme

Desvirgada en la piscina

Llegaron las vacaciones de primavera y decidí irme con unos amigos de la universidad. El día estaba perfecto, así que fui a la piscina y me relajé tomando el sol y dándome un baño. De repente, me sentí observada por uno de mis amigos y le invité a hacerme compañía. Noté el empalme en su bañador, así que terminé desnudándome y curioseé en sus bajos, terminando por pedirle que estrenase mi coño de negrita allí mismo.

Negritas

Ese pollón blanco era demasiado grande

Un pollón blanco enorme

Como tenía algo de miedo por desvirgarme y no quería que fuese una experiencia dolorosa, decidí hacerlo con un chico blanco, ya que pensé que su rabo no sería como el de los mulatos. Pero cuando se sacó su pollón blanco de los pantalones, me quedé anonadada con su tamaño y grosor. Aun así, decidí seguir adelante y, aunque hubo momentos en el que me dolió un poco, acabé gozando de mi estreno con esa pedazo de polla.

Negritas

Añoro mi primera follada interracial…

Follada interracial para el recuerdo

Después de varios años, he vuelto a rememorar mi primera vez y para ser sincera, aun la recuerdo con mucho cariño y morbo. Y es que, estrené mi coño con un blanco, en una follada interracial que sin duda fue de las mejores de mi vida. Y aunque ahora suelo follar más con negros muy dotados, hecho de menos la intensidad con la que aquel blanquito penetró mi dulce coño de ébano.

Negritas