Corrida interna para mi coño virgen japonés

Corrida interna coño japonés

Me resistí a mi chico durante unos días, pero hoy al fin tuvimos la ración de sexo que él tanto ansiaba. Era mi primera vez y, aunque estaba nerviosa, una parte de mí lo deseaba con fuerza. Así que me puse a cuatro patas y me abrí de piernas, para recibir su polla en mi coño y follar como bestias, hasta acabar la faena con una corrida interna que me dejo el chocho calentito.