Etiqueta: corridas internas

Corrida caliente tras probar el sexo


Al principio estaba algo nerviosa, ya que era mi primera vez y pensaba que no disfrutaría de ese rabo. Pero al final, me gustó mucho la experiencia y la disfruté como una zorrita. Se ve que a mi chico también le gustó, de hecho no pudo controlarse y al final, me metió una corrida interna que dejó mi chochito asiático chorreando lefa.

Asiáticas

Una corrida interna para desvirgarme

Corrida interna y desvirgada

Al fin pude quedarme a solas con mi chico en casa, tras ver como mis padres salían de compras, momento que no dudé en aprovechar para desvirgarme al fin con su rabo. Cuando se lo pedí, en seguida se puso manos a la obra y sin duda, me dio mucho placer. Tanto fue así, que le pedí que acabase la follada con una corrida interna en mi coño, que terminó relleno de lefa.

Morenas

Recibí una corrida interna en mi estreno

Corrida interna para mi chochito

En cuanto empezó a meterme mano, supe que ese día terminaría desvirgada al fin, así que me dejé llevar y me mentalicé para gozar la faena. Me dio con ganas por el coño y la verdad es que se le notó un poco ansioso, tanto que no pudo evitar acabar el polvete con una corrida interna, que dejó mi coño de ébano chorreando lefa.

Negritas

Dejé que rellenase mi coño virgen

Mi coño virgen acaba relleno

Llegué a casa y una vez más, el amigo de mi hermano mayor estaba allí. Tras dejarlo solo un rato, decidí hacerle compañía y ponerme a hacer ejercicio ante sus narices, pero la realidad es que solo quería ponerle cachondo, para estrenar mi coño virgen de una vez. Mis posturas le pusieron la polla muy dura y al fin, recibí rabo en mi chochito y le dejé terminar la faena con una corrida dentro.

Rubias

Estreno con corrida interna para mi chochito

Corrida interna el día de mi desvirgada

Yo quería estudiar, pero mi compañero de clase no podía desviar su mirada de mi falda de colegiala. Por eso, al final acabó metiéndome mano y calentándome en casa, hasta que no pude evitar follar con él. Fue mi primera vez y la verdad es que disfruté de lo lindo con cada penetración que iba recibiendo. De hecho, el gozo fue tan grande, que le dejé acabar la faena con una corrida interna, terminando con mi coño lleno de semen.

Asiáticas

Sentí su corrida dentro de mi chochito

Corrida para mi coño recién estrenado

Al principio me resistí a mi nueva pareja, pero no pude más y hoy acabé en su piso, dispuesta a estrenar mi chochito asiático. Fue un placer la follada que me metió, la primera de mi vida… aunque no sería la primera cosa que haría ese día. Y es que, además de estrenarme, recibí su corrida en mi coño, el cual acabó calentito u húmedo tras el polvazo.

Asiáticas

No pude aguantarme la corrida interna

Corrida interna para la rusa

Tras una buena ducha, mi nueva y joven novia rusa se dirigió hacia mi, dispuesta a desvirgarse con mi polla al fin. La chica no quería que fuese delicado y por eso, cabalgué su coño con muchas ganas, algo que ella también hizo con mi rabo. De hecho, me puso a prueba y traté de aguantarme todo lo que pude, pero al final no pude contenerme y le metí una corrida interna a su chochito ruso.

Morenas

Mi chochito asiático termina relleno

Chochito asiático relleno

Entre mi traje de colegiala y mi pinta de modosita, nadie podría creer que acabase haciendo lo que hice. Y es que, terminé probando un trío con dos chicos, los cuales estrenaron mi chochito asiático con sus pollas. Disfruté y mucho con cada embestida, tanto que incluso les dejé correrse dentro, terminando por chorrear lefa caliente por mi coño, que terminó calentito.

Asiáticas

Quiero que dejes mi coño relleno de lefa

Coño relleno de lefa caliente

Sabía que mis padres no estarían en casa y, aunque yo aun no estaba lista para desvirgarme, mi novio insistió en ello. Yo estaba algo nerviosa y tímida ante el momento de practicar sexo, pero al final no pude resistirme. De hecho, me gustó tanto sentir esa polla dura dentro de mí que, cuando estaba a puntito, le dije a mi chico que dejara mi coño relleno y se corriese dentro sin pensárselo.

Morenas

Follada casera con un amigo de mi padre

Follada casera en la cocina

De vez en cuando, por casa se pasan muchos colegas de mi padre y hoy, me quedé a solas con uno de ellos en la cocina. No sabía que estaba por allí, así que me paseé en bragas hasta que nos quedamos a solas. El tío no paraba de mirarme y yo sabía que lo tenía con ganas de darme una follada casera. Así que como se presentó la oportunidad y yo aun era virgen, decidí desnudarme y abrirme de piernas sobre la mesa, para probar el sexo al fin y de paso, dejarle acabar la faena con una corrida en mi coño.

Pelirrojas