Logré empotrar el culo de mi esposa

Anal con mi esposa cuarentona

Tras muchos años casados y mucho insistirle, al fin he logrado convencer a mi esposa para que me deje follarle el culo. Han sido muchas súplicas y ruegos por mi parte, pero hoy voy a poder disfrutar del sexo anal con ella y pienso darme un buen atracón. Ella jamás lo había probado antes, por lo que intenté ser delicado, pero no pude evitar empotrarla duramente, mientras ella gemía sobre la cama.