Perdí mi inocencia anal en el sofá

Adiós a mi inocencia anal

Desde siempre, me he considerado una chica atrevida y por eso, desvirgué mi coño a una edad muy temprana. Pero como soy muy curiosa, ahora me ha dado por querer estrenarme en el sexo anal y para ello, quedo con mi chico y preparo mi ojete para su polla. Él no tiene piedad de mi culo y me embiste por detrás sobre el sofá, dilatando mi ojete, mientras yo me corro como nunca sobre los cojines.