Etiqueta: culos virgenes

Estreno su culo virgen con mucho cariño


Tengo a una novia muy joven, pero la chica es de lo más atrevida en la cama. Le encanta hacer de todo y en el último polvete que echamos, me pidió que estrenase su culo virgen. Eso sí, como era su primera vez con el sexo anal, fue despacito y con cuidado de no hacerle daño, para que su primera experiencia por detrás fuera placentera y la recordara con mucho morbo.

Desvirgadas Anal

Ensancha mi culo virgen con su pollón


He de reconocer que estaba muy nerviosa con mi estreno anal, ya que mi chico tiene entre las piernas un rabo bien gordo. Pero quiero tenerlo contento y hoy, mi culo virgen dejará de serlo. Y aunque la verdad es que me dolió un poco cuando me la metió por detrás, fue una experiencia que acabó por encantarme y que seguramente, volveré a probar pronto.

Desvirgadas Anal

La rusa me dejó abrir su trasero


Como hace buen tiempo en nuestro país, esta joven rusa decidió hacer un viaje y disfrutar de nuestras costas y del buen tiempo. La conocí yendo de paseo junto a una avenida de la playa de mi ciudad y cuando la conocí, me quedé flipando con lo guapa que es. Aunque lo que más me sorprendió fue descubrir que, tras esa cara inocente, había una zorra de cuidado. Y es que no dudó en subir a mi piso para tomar algo, a sabiendas de que acabaríamos follando, donde incluso me dejó estrenar su culito.

Desvirgadas Anal

La quiero por el culo pero con suavidad


No estaba por la labor de dejarme dar por el culo, pero mi novio insistió tanto, que tuve que dejarlo hacerlo. Eso sí, como era mi primer anal, le pedí que fuese cuidadoso conmigo y mi ojete, así que acabé a cuatro patas y penetrada con mucho cariño, algo que finalmente acabó por gustarme y que hizo la experiencia más llevadera.

Desvirgadas Anal

Desvirgo el ojete de mi tímida novia

Tímida se deja encular

Estamos empezando a salir y mi chica aun se muestra algo tímida conmigo. Pero hoy acabaré con todo eso, ya que a solas en mi piso, empezamos a besarnos y todo ello nos llevó a practicar sexo. Pero en lugar de la típica follada, fui a por más y terminé metiéndole mi rabo por su culito, en su primera experiencia anal que parece que disfrutó y mucho.

Desvirgadas Anal

La enculada me vino por sorpresa

Enculada muy sorpresiva

Tenía claro que iba a haber sexo esa tarde, pero no sabía porque mi chico andaba jugando tanto con mi trasero. Entonces y sin esperármelo, empecé a sentir su rabo por detrás en lo que fue mi primera enculada. Fue totalmente por sorpresa y, aunque me dolió un poco, le dejé penetrarme el culo y terminé por gozar de la experiencia.

Desvirgadas Anal

Estoy dispuesta a follar por el culo

Perforada por el culo

No quiero dejar insatisfecho a mi nuevo novio en la cama y por eso, cuando quiso follarme por el culo, acabé aceptando hacerlo. Aun era novata en el sexo y desde luego, jamás había probado el sexo anal. Pero algún día tendría que acabar desvirgándome por detrás, así que decidí que esa fuese la primera vez en la que un chico abriese mi trasero a pollazo limpio.

Desvirgadas Anal

Quise probar la enculada con un negro

Primera enculada y con un mulato

Tras decidir quedar con mi novio mulato para follar, en plena faena estaba gozando por mi coño como nunca. Decidí atreverme a algo nuevo y por eso, terminé pidiéndole una enculada, la primera de mi vida. Eso sí, no caí en que semejante polla podía provocarme dolor cuando me la metiese por detrás, pero poco a poco me la fue metiendo y finalmente, disfruté de una experiencia por el culo muy gratificante.

Desvirgadas Anal

Soporto la enculada como una campeona

Soporto la brutal enculada

Cuando follamos, mi novio no tiene piedad de mí y me embiste con muchas ganas. Por eso, tenía algo de miedo en mi estreno con el sexo anal, pero al mismo tiempo, estaba como loca por probar esa experiencia. Así que me preparé bien en casa con mis juguetitos y, como una profesional, soporté la enculada que me metió, abriendo mi ojete como nunca por primera vez a pollazos profundos.

Desvirgadas Anal

Perdí mi inocencia anal en el sofá

Adiós a mi inocencia anal

Desde siempre, me he considerado una chica atrevida y por eso, desvirgué mi coño a una edad muy temprana. Pero como soy muy curiosa, ahora me ha dado por querer estrenarme en el sexo anal y para ello, quedo con mi chico y preparo mi ojete para su polla. Él no tiene piedad de mi culo y me embiste por detrás sobre el sofá, dilatando mi ojete, mientras yo me corro como nunca sobre los cojines.

Desvirgadas Anal