El entrenador desvirgó mi chocho en los vestuarios

Desvirgó mi chocho en vestuarios

Acaban de montar un equipo femenino de rugby en la universidad y yo me he animado a participar. Dicen de nosotros que somos lesbianas o unos marimachos, pero lo cierto es que al menos yo, simplemente soy una fanática del fútbol. En la reunión que tuve con el entrenador, noté como el hombre me miraba fijamente las piernas, así que pensé en aprovechar para ponerlo cachondo. Tan caliente lo puse que, finalmente, el hombre me cogió y desvirgó mi coño aun por estrenar en una brutal follada en los vestuarios.