Esa polla negra era demasiado grande

Una polla negra descomunal

Tenía claro que quería estrenarme de una vez, pero jamás pensé que sería durante mi curro de niñera. Pero al ver al marido de la mujer que me contrató, sentí curiosidad por su polla negra y una tarde, quise seducirle y probarla en mi coño. Me sorprendí porque era muy grande, quizás demasiado para mi y de hecho, llegó a dolerme un poco los pollazos que le metió a mi coño recién estrenado.