No hay mejor polla para desvirgarse

Gran polla para estrenarse

Quería pasar un simple día de playa y tostar mi cuerpazo en bikini, pero una vez allí todos los tíos me tiraron los trastos. Decidí irme, pero por el camino me topé con un negro. Yo aun era virgen y pensé, que no encontraría una polla mejor que la suya para estrenarme. Así que al final, acabé en su casa y fuí penetrada al fin por una auténtica anaconda negra.