Méteme tu gorda polla por mi culito

Gorda polla por culo

No tengo miedo a probar cosas nuevas y hoy, después de mucho pensárlo, tengo pensado estrenar mi culito en el sexo anal. Sé que mi chico tiene una gorda polla entre sus piernas, pero me da igual. Nada más verle, le pido que me encule y con mucho cuidado, acaba por abrir mi ojete con su rabo, mientras yo gimo con una mezcla de dolor y placer.