Etiqueta: enculadas caseras

Abrí el culo virgen de esta colegiala

Un culo virgen que dejó de serlo

La verdad es que con esa faldita y su cuerpazo, esta colegiala me tiene loquito y tengo unas ganas brutales de follármela. Hoy quedamos para estudiar, pero lo que ella quería era estrenar su culo virgen por primera vez. Yo me quedé sorprendido por su propuesta, pero le seguí el rollo y terminé petando su ojete, hasta abrirlo como nunca con mi rabo.

Desvirgadas Anal

Olvida mi coño y dame sexo anal

Deja mi coño y dame sexo anal

Ni mi novio ni yo sabemos que fue lo que nos pasó el otro día, solo se que fue el mejor polvo de toda mi vida. Empezamos follando muy duro en mi cuarto y, me noté tan suelta, que le pedí que dejara mi coño y me diese sexo anal. Nunca lo había probado pero, el calentón del momento, me hizo pedírselo y pude sentir por primera vez una polla en mi culo, algo que me encantó y que ya sueño en volver a repetir.

Desvirgadas Anal

Pierdo mi virginidad anal en la primera cita

Pierdo virginidad anal

A pesar de que era la primera cita con él, me lo pasé tan bien y me sentía tan atraida, que decidí ir a su casa y dejarme llevar. Comencé a chuparle la polla y luego le dejé penetrarme el coñito. La cosa subía de tono y yo estaba muy cachonda, así que decidií dejarle follarse mi culo. Al fin acabaría perdiendo mi virginidad anal, pero me gustó tanto esa experiencia, que ya espero ansiosa repetirlo.

Latinas

Soy una esposa caliente y quiero sexo anal

Esposa caliente enculada

La verdad es que soy una esposa caliente y muy morbosa y, tras años de matrimonio, lo cierto es que jamás he probado a follar por el culo. Me daba miedo, pero con los años he ido cambiando de mentalidad y hoy, al llegar mi marido del trabajo, se lo he pedido de rodillas. El hombre está encantado con la idea y yo, al ver su polla bien dura, no dudé en prepararme para recibirla dentro de mi culito virgen.

Maduras Desvirgadas

Sentir esa polla en mi culo fue increíble

Una polla para mi culo virgen

No hace mucho que me he desvirgado con mi chico. Fue una gozada y ahora follamos a diario como animales. Pero yo quiero más, experimentar nuevas experiencias y eso incluye probar sexo anal. Así que, cuando mi chico me ve dispuesta y con unas medias muy sexys en casa, la polla se le pone bien dura y aprovecho para pedirle que estrene mi culito de una vez, algo que me puso como una moto al sentirla dentro de mi ojete.

Desvirgadas Anal