Etiqueta: europeas

Probé el sexo de un modo muy sensual


Soy de esas chicas románticas que no quieren ser tratadas como un objeto, así que se lo he puesto difícil a mi chico, antes de llevarme al huerto. Pero tras unas semanas saliendo, la necesidad de sexo también se ha apoderado de mi y una tarde, decidí desvirgarme. Le pedí que lo hiciese con cuidado y finalmente, gocé de su rabo y de un polvete muy romántico, que sin duda fue una gozada para los dos.

Morenas

Desayuno y sexo anal en la cocina


Quise comenzar el día con mi chico y fui a verle a su piso para desayunar, antes de irnos a la universidad. Pero en la cocina, los dos terminamos muy cachondos y terminamos follando duro para empezar la jornada. Lo que jamás pensé, es que terminaría con su polla en mi culo, en una sesión de sexo anal que fue la primera de mi vida y que al final, dejó mi trasero algo dolorido, pero muy satisfecho.

Desvirgadas Anal

La enculada abrió su ojete a tope


Puede que aun sea jovencita, pero esta sexy europea no quiere esperar a tener más experiencia y quiere vivir de todo en el sexo lo antes posible. Por eso, hoy se prepara para su primera enculada, donde va a dejar que su chico la taladre por detrás sin piedad. Y eso que el chaval tiene un buen rabo, pero aun así ella le deja embestirla y termina con su trasero dolorido pero al mismo tiemo dándole mucho placer.

Desvirgadas Anal

Dejó mi ojete abierto como un túnel


Practicando mucho en casa, dejé mi ojete listo y preparado para mi primera experiencia anal. Así que fui a ver a mi chico y nada más verle, le dije que tenía mi permiso para metérmela por el culo. Él estaba como loco por hacerlo y yo le di vía libre, terminando con mi trasero abierto a más no poder, pero contenta porque la follada me gustó mucho.

Desvirgadas Anal

Arranco sus bragas para desvirgarla


He sido muy paciente y he respetado la decisión de mi nueva novia de no tener sexo hasta que esté preparada. Se ve que se ha tomado su virginidad muy en serio, pero yo ya no puedo más. Por eso una tarde estando a solas en su casa tras una cita que tuvimos, me fui a por sus bragas y se las acabé arrancando para después, estrenar su coño al fin en medio del salón de casa.

Rubias

Gracias a mi rabo deja de ser virgen


Se que me estaba contando algo, pero por un momento mi mente empezó a pasar de ella y a concentrarse en sus piernas suaves. Estaba como loco por meterle mano, pero como aun es virgen, me corté un poco. Hasta que ya no pude más y decidí calentarla, logrando que se desnudase y que se me pusiese a cuatro patas, dispuesta a ser desvirgada por mi polla.

Rubias

Flaca rusa me entrega su tierno culo


En un parque y montando en un columpio, me encontré con una flaca rusa muy mona y que aparentaba tener mucha menos edad. Acaba de cumplir los 18 años y ha llegado hace poco a nuestro país, por lo que me ofrecí para enseñarle el idioma y nuestras costumbres. Pero hay algo más que quise enseñarle, a follar por el culo y eso hice, estrenándoselo en mi casa y abriéndolo con mi rabo.

Desvirgadas Anal

Guapa turista me entregó su culito


Andaba paseando por la avenida que pasa junto a la playa cuando, de repente, me topé con una preciosa rubia que estaba sola. Al parecer es una turista húngara y con mi fluido inglés, empezamos a charlar un poco y la convencí para subir a mi apartamento. Una vez allí, quiso probar mi polla española, pero me sorprendió que me la pidiese por su culo, ya que según me dijo nunca lo había probado y estaba ansiosa por estrenarse por detrás.

Desvirgadas Anal

Ser enculada era una de mis fantasías

Enculada para cumplir mis fantasías

Cada vez que veía en un vídeo porno a alguna chica siendo enculada, me ponía cachonda y deseaba ser yo la que lo probase. Por eso, tras mucho meditarlo, le pedí a mi chico que me diese por detrás y terminé recibiendo su rabo por detrás, cumpliendo así con una de mis fantasías sin cumplir.

Desvirgadas Anal

Primer intento anal para mi trasero

Intento anal para mi culo

Ya tenía ganas de ver que se sentía con el sexo anal y al fin, me decidí a probarlo. La verdad es que no estaba demasiado nerviosa, más bien ansiosa por sentir el rabo de mi chico en el ojete. Y cuando lo tuve, lo disfruté de lo lindo porque encima, es bien gordo y acaba por abrir mi trasero como debe ser.

Desvirgadas Anal