Etiqueta: follada por el masajista

Disfruté de un masaje caliente e intenso

Colegiala asiática entregó su culo

Por primera vez en mi vida, acudo probar un masajista que me ha recomendado una amiga, para quitarme estrés de encima antes de los exámenes. Me pidió que me desnudase del todo y me tumbase en la camilla, antes de entrar en materia. Era un chico joven y guapo, el cual se quedó prendado de mi aspecto exótico. Por eso, empezó a toquetear más de lo debido, convirtiéndolo en un masaje caliente y metiendo mano a mi chochito. Yo no sabía que hacer, ya que jamás he probado el sexo, pero me di la vuelta y terminé dejándole penetrarme con intensidad allí mismo.

Asiáticas

Un masaje de polla para su coño asiático

Masaje y estreno para la asiática

No es la primera vez que me toca hacer un masaje a una chica sexy, pero si que es la primera asiática que entra en mi consulta. Era una pequeña japonesa, muy joven y muy sexy, la cual quería probar a relajarse con cremitas. Los estudios la tienen muy estresada, por eso quería mis manos sobre ella para serenarse. Pero yo no podía evitar fijarme en su cuerpazo y mi polla se puso dura como una piedra, algo que la chavala notó. Y como es virgen y curiosa, quiso echar mano de ella, acabando la sesión con mi polla desvirgando su chochito oriental sobre la mesa.

Asiáticas

Flaca latina se estrena durante el masaje

Flaca latina masaje y desvirgada

Tanto estudiar tiene a esta joven latina muy consumida. La chica está algo flaca, aunque tiene un buen culo y unas tetitas muy ricas. Hoy, para relajarse, acude a un centro de masajes y así disfrutar de unas manos mágicas. Pero al sobar su cuerpo joven y prieto, el masajista comenzó a ponerse muy cachondo. Ella se dió cuenta y le advirtió que parase porque, además, aun no había estado con un hombre. Pero eso le puso aún más cachondo y al final, con su permiso, acabó estrenándola sobre la mesa de masajes.

Latinas

Fué a un masaje y salió desvirgada

Masaje y desvirgada

Ante la inminente llegada de los exámenes, esta joven pelirroja acudió a un centro especialista en masajes. El chico encargado de hacerlo le dijo que se desnudara por completo y se tumbase sobre la mesa. Al ver ese cuerpo joven y esa piel terse, el chico comenzó a tocarla por lugares que la hacían gemir de placer. Poco a poco, ámbos se empezaron a poner muy calientes, hasta que chica se giró y se lanzó a por su polla. Ella era virgen pero, después de semejante masaje, decidió aprovechar y acabó saliendo de allí con una gran desvirgada.

Pelirrojas