El ginecólogo acabó por estrenarme

Estreno en el ginecólogo

Tocó ir al ginecólogo por primera vez y me daba corte que, al examinarme, se diese cuenta de que aun era virgen. Pero lo que hizo al principio, fue fijarse en mis dos enormes tetas, que pronto quiso sobar. Me dejé llevar por el ambiente y, cuando noté el calentón que había en la consulta, le dejé toquetear mi coño y terminé desvirgándome en medio de su consulta.