Etiqueta: japonesas virgenes

Logra espatarrar a la animadora japonesa


Tras llegar de los ensayos, esta animadora japonesa tuvo que ir a casa del vecino, ya que su madre necesitaba sal para hacer el almuerzo. El tipo le dio ese ingrediente encantado de la vida, pero de paso quiso ofrecerle algo más. Ella no sabia que era, pero cuando vio ese vibrador que tenía guardado, se enteró. La chica aun era virgen, pero sentía mucha curiosidad por probarlo y al final, no solo lo hizo sino que incluso se bajó las bragas para dejarse follar por primera vez.

Asiáticas

Entregué mi coño peludo al profesor

El profesor desvirga su coño peludo

Sabía del interés de mi profesor por follarme, pero como aun era virgen, no quise dejarle probar mi coño peludo… al menos no de momento. Hasta que un día sentí curiosidad y aparecí por clase con lencería de lo más sexy y se lo puse en bandeja, para que me lo estrenase en una follada de lo más morbosa.

Asiáticas

La colegiala japonesa me pidió desvirgarse

Colegiala japonesa quiso estrenarse

Cuando oí la puerta de mi casa, me encontré con esta joven colegiala japonesa que vive justo en frente, vestida como una golfilla y con unas coletas muy sexys. No sabía sus intenciones, pero pronto me enteré, ya que se bajó las bragas y me mostró su coño peludo, el cual quería estrenar en el sexo con mi rabo.

Asiáticas

Fuertes orgasmos para ese chochito japonés

Orgasmosp ara la japonesa

Llegó el día de estrenarse y, aunque estaba algo nerviosa, no dudó en probar el sexo al fin. Y es que, la japonesa necesitaba experimentar orgasmos con una polla en lugar de con sus deditos, así que quedó con su novio y pasaron la noche follando juntos y terminando con su virginidad a pollazo limpio.

Asiáticas

Vaya con la colegiala japonesa!!

Colegiala japonesa se desmelena

Aunque tenía en mente ponerme al día con la lección de hoy, no podía resistirme a la colegiala japonesa y a esa falda tan sexy que llevaba encima. Lo que pasa es que siempre pensé que era una chica muy formal y que me sería imposible convencerla para tener sexo… pero me equivocaba. A solas con ella en el salón, la muy zorra no dudó en bajarse las bragas y pedirme que la desvirgase allí mismo, algo que acabé haciendo encantado.

Asiáticas

Le doy a mi alumna mi pollón

Pollón para mi alumna virgen

Puede que el aspecto de mi alumna asiática sea de chica inocente, pero según parece, va por el instituto poniendo cachondo a sus compañeros y eso no lo puedo permitir. Por eso, la llamo a mi despacho y le doy un escarmiento un tanto especial… si tanto quiere poner dura las pollas de los chicos, ahora tendrá que soportar mi pollón negro, que estrena su coño y le quita la zorrería de encima.

Asiáticas

Gozo con mi primer polvo casero

EPolvo casero en mi estreno

Por culpa de alguna amiga que me confesó que su primera vez fue dolorosa y muy aburrida, he dilatado en el tiempo mi primer polvo casero, por lo que aun soy virgen. Pero cuando al fin me decidí a estrenarme con mi chico, pude comprobar que no tiene por qué ser una mala experiencia, ya que al menos en mi casa, disfruté a pollazos de múltiples orgasmos y ya estoy pensando en repetirlo lo antes posible.

Asiáticas

Sexo en el autobús camino del curro

Sexo en el autobús

La empresa donde empieza a trabajar esta joven becaria japonesa, les ha puesto a ella y al resto de empleados un transporte para que vayan a las oficinas. Ella está algo nerviosa por su primer día, pero por suerte, sus compañeros van a relajarla durante el trayecto. Lo que no esperaba la jovencita asiática, es que fuese con sexo en el autobús, donde acabaron no solo por follársela, sino por desvirgar su coño que aun no había probado un buen rabo.

Asiáticas

El médico de la escuela me folló

Follada por el médico

Me sentía algo mal y, entre las clases, decidí ir a ver al médico de la escuela para que me examinase. Pero se ve que el hombre, al ver mi falda de colegiala y mi piel tersa, se puso cachondísimo. Intenté resistirme pero, como aun soy virgen, sentía curiosidad por probar el sexo. Así que me dejé llevar por ese madurito y al final, se folló mi coño peludo en su consulta, desvirgándome y haciéndome gemir como nunca.

Asiáticas

Gocé de duros orgasmos en mi estreno

Orgasmos brutales en mi estreno

Aunque ya había sentido orgasmos a solas en casa con mis deditos, estaba como loca por probar un buen rabo por primera vez. Así que, cuando surgió la oportunidad, dejé que penetrase mi coño oriental en un polvazo casero, donde disfruté de lo lindo con cada embestida, corriéndome de gusto y desvirgándome al fin, gracias a este semental con tanta energía.

Asiáticas