Etiqueta: japonesas

Corrida caliente tras probar el sexo


Al principio estaba algo nerviosa, ya que era mi primera vez y pensaba que no disfrutaría de ese rabo. Pero al final, me gustó mucho la experiencia y la disfruté como una zorrita. Se ve que a mi chico también le gustó, de hecho no pudo controlarse y al final, me metió una corrida interna que dejó mi chochito asiático chorreando lefa.

Asiáticas

Fueron mis primeros orgasmos con un chico


Los exámenes estaban a la vuelta de la esquina y decidí quedar con un compañero de clase para estudiar. Pero se ve que la pinta de colegiala que llevaba encima fue demasiado para él, ya que se pasó la tarde flirteando conmigo y metiéndome mano. Decidí seguirle la corriente, ya que aun era virgen y sentía curiosidad por desvirgarme. Lo que no esperé es que, al hacerlo, los orgasmos me vendrían tan de seguidos y tan intensos que casi me dejan sin respiración.

Asiáticas

Puso a cuatro patas a esta virgen japonesa


Llevaba mucho tiempo tanteando a su joven novia asiática para follar, pero debido a que era virgen, la chica le había estado dando largas. Pero al fin estaba lista y preparada para su estreno, el cual quiso que fuese a cuatro patas, ya que así pudo sentir mucho más a fondo el rabo de su chico penetrándola una y otra vez.

Asiáticas

Fuertes orgasmos para ese chochito japonés

Orgasmosp ara la japonesa

Llegó el día de estrenarse y, aunque estaba algo nerviosa, no dudó en probar el sexo al fin. Y es que, la japonesa necesitaba experimentar orgasmos con una polla en lugar de con sus deditos, así que quedó con su novio y pasaron la noche follando juntos y terminando con su virginidad a pollazo limpio.

Asiáticas

La modelo asiática estrena su coño

Modelo asiática desvirgada

Tocaba sesión de fotos y esta joven modelo asiática posó de un modo muy natural. Pero tras acabar, quiso relajarse un rato charlando con el fotógrafo, aunque este lo que menos quería era hablar. Lo que acabó pasando, es que se puso a meterle mano y acabó probando su coño peludo, el cual desvirgó con su rabo mientras ella gozaba de sus primeros orgasmos.

Asiáticas

Hoy me despido de mi virginidad

Adios a mi virginidad

Lo tengo claro, hoy voy a despedirme de mi virginidad y lo haré con un auténtico cachas bien dotado. Le conocí yendo de compras y me puso cachonda perdida, tanto que decidí irme con él a su casa. Le gustaron mis rasgos asiáticos y, una vez juntos en la cama, me entregué a su rabo y disfruté de mi primera vez, con unos orgasmos que mi chochito agradeció mucho.

Asiáticas

Soy una tetona asiática muy salida

Tetona asiática pidiendo guerra

La verdad es que estoy muy alejada del resto de chicas japonesas. Soy una tetona asiática y, ademas de tener unos pechazos, mis ganas de follar son tremendas. El problema es que aun no lo he hecho, pero eso hoy va a cambiar, gracias a un compañero de clase que se pasa por mi casa y decide estrenar mi coño peludo a cuatro patas, sometiéndome a lo bestia en la cama.

Asiáticas

Soy una perra en celo y necesito polla

Perra en celo

Aunque aún soy muy joven, mis hormonas me piden sexo a gritos. Soy una perra y estoy en celo, así que pienso hacer lo que sea para desvirgarme. Se me ocurre ir a casa de un amigo y vestida con mi traje de colegiala. A los tios les encanta y, nada más verme, él no puede reprimirse hasta coger su polla dura y metermela sin piedad por mi coñito peludo.

Asiáticas

Los orgasmos me vinieron uno tras otro

Orgasmos múltiples

Aunque sentía muchos nervios al principio, alguna vez tendría que estrenar mi coño. Así que ahi estaba, junto a un compañero de facultad con el que probar el sexo por primera vez. Desde que me metió los dedos por el coño, la fiesta comenzó a lo grande. Me empezaron a venir múltiples orgasmos, más incluso cuando comenzó a penetrarme, llegando incluso a experimentar un squirting por mi chochito que me lo dejó chorreando.

Asiáticas

Corrida interna para mi chochito recién estrenado

Corrida interna chochito virgen

Aunque yo ya estaba mentalizada para estrenarme en el sexo, una vez a punto de hacrlo quise echarme para atrás. Pero mi novio, harto de esperar, me obligó finalmente a comerle la polla. No me quedó mas remedio que seguirle el juego, pero poco a poco me fué gustando más y más. Al final disfruté con mi coño penetrado y, al final incluso le permití acabar con una corrida interna que me dejó el chocho calentito.

Asiáticas