Tengo mi chocho peludo esperándote

Chocho peludo te espera

No puedo dejar de pensar en quedar con mi nuevo novio, ya que al fin voy a probar una polla, la suya. De hecho estaba tan nerviosa, que se me olvidó rasurarme el coñito y pensé que a lo mejor no le gustaría ver mi matorral frondoso. Pero en cuanto estuve desnuda en la habitación de hotel y le dije que mi chocho peludo estaba preparado, no dudó en penetrármelo una y otra vez.