El calentón me llevó a probar polla

Quise polla por primera vez

Estaba en la calle besándome con mi chico en la calle y, tras ponernos muy cachondos, ya no pude más. Me fui con él a casa y me aseguré de que mis padres no estaban, para poder follar con él y disfrutar de una polla al fin, desvirgándome por el coño y gozando con cada penetración.