El coño de la tailandesa estaba muy húmedo

Tailandesa de coño húmedo

Por suerte, tengo una empresa que va de lujo y puedo permitirme el lujo de hacer viajes de placer y relax cuando quiero. El último fue a Tailandia y, más que relajarme y ver paisajes, fui en busca de algo más picante. Una de las noches, conocí a una joven tailandesa y la convencí para que se fuese conmigo a mi hotel y, aunque me advirtió de su virginidad, accedió a tener sexo conmigo, donde pude follarme ese chochito tan mojadito que tenía.