Mi chocho nunca había estado tan agradecido

Chocho agradecido con sexo

Tengo claro que medio barrio quiere montarme, pero no pienso dejar que algún inutil desvirge mi chocho. Mientras, me desahogo con un buen consolador, hasta que encuentre el tipo adecuado. Pero hoy al fin he dado con él, le he invitado a casa y estoy preparada para todo. Empieza jugeteando con mis pies y, cuando ya está bien cachondo, se lanza a follarme el coñito sin piedad y yo lo agradezco con unos orgasmos nunca antes sentidos.