Me duele el culo, pero no pares

Me duele el culo, pero no pares

La verdad es que estaba ansiosa por probar mi primer anal, pero no me preparé demasiado bien para esa ocasión. Cuando mi chico comenzó a cabalgarme el culo, yo sentía mucho dolor. Pero al mismo tiempo, me iba gustando poco a poco y no quería que parase de encularme. Al final, fué una gran experiencia y, aunque tuve problemas para sentarme, no dudaré en repetirlo siempre que pueda.