Despierta ya que quiero desvirgarme

Quiero desvirgarme

Quiero desvirgarme de una vez pero, después de unos días saliendo, siempre he estado dándole largas a mi chico. De hecho, dormimos juntos, pero nada más. Aunque hoy me he levantado más cachonda de lo normal y, mientras él aun duerme, yo me preparo para ese momento. Nada más despertar, me desnudo y me tiro sobre él, para conseguir mi primera ración de orgasmos y sentir una dura polla penetrando mi coño.