Logré que el parking me saliese gratis


Era mi primer día de universidad y ya llevaba tarde, por lo que estaba como loca por lograr dejar mi coche estacionado. El problema es que al legar al parking, parecía estar cerrado y el tipo no me dejaba pasar. Así que tuve que usar mis armas de mujer para lograr aparcar, chupándole la polla y dejándome follar por primera vez en la residencia de estudiantes.