Culo perforado tras perder la apuesta

Culo perforado y desvirgado

Para pasar la tarde antes de salir de marcha, mi novia y yo decidimos echar una partida de cartas, pero la verdad es que era muy aburrido. Decidimos ponerle un poco de picante al asunto apostando y ella, que es un zorrón, apostó su virginidad anal en la partida. Al final, puede que se dejase ganar, pero perdió la apuesta y terminó con su culo perforado, experimentando por primera vez lo que se siente con una polla penetrando su ojete.