Etiqueta: morenas guapas

Despierta que quiero probar el sexo


De vez en cuando, en casa se quedan a dormir algunos de los amigos de mi hermano, tras salir de fiesta la noche anterior y terminar resacosos. Así que una mañana y con unas ganas locas de probar el sexo de una vez, me colé entre las sábanas mientras uno de ellos dormía y le comí la polla. Le desperté y se quedó de piedra al ver lo que le estaba haciendo, siguiéndome el juego hasta complacer mis deseos de estrenarme.

Morenas

Noté su polla dura en el baño


No quiero que piense que soy una cualquiera y por eso, con mi chico he querido esperar para el sexo, aunque también porque soy virgen y aun no me siento preparada. Pero una tarde, acabé en el baño con él y pude notar su polla dura bajo sus calzoncillos, hasta llegar a tocarla. Era demasiada tentación y al final, no me quedó más remedio que bajarme las bragas y desvirgar mi coño tras ese calentón tan bestia que experimentamos.

Morenas

Poco a poco conseguí abrir mi culito


Dejé que mi chico me metiese mano y sobase mis tetas, para entrar en situación e ir calentándonos poco a poco. La follada estaba al caer, pero tras gozar de su polla por el coño, noté sus dedos en mi culito. Quería probar con el sexo anal y me dejé llevar, hasta que finalmente sentí su rabo en mi ojete, el cual terminó bien abierto en una follada anal que fue la primera de mi vida y que gocé a cuatro patas.

Desvirgadas Anal

Experimento el sexo en mi chochito rasurado


Estaba claro que el día de mi estreno en el sexo estaba cercano y por eso, me depilé el coño para no espantar a mi chico. Así que una vez en su piso y lista para el, me dejé llevar y al final, disfruté y mucho de mi primera rabo, con el que me corrí varias veces y que sentí en varias posturas de lo más morbosas.

Morenas

Me convertí en una zorra tras desvirgarme


Es sorprendente lo que el sexo puede influir en alguien, como en mi persona. Nunca tuve prisa en desvirgar mi coño latino pero cuando lo hice, me gustó tanto que la experiencia acabó por convertirme en toda una zorra. Ahora no hay fin de semana que salga de fiesta con mis amigas e intente follarme a algún chico, para poder repetir experiencia siempre que pueda.

Latinas

No tuve piedad de su coño virginal


La verdad es que la jovencita es una preciosidad y su cuerpo natural me encanta. Así que el empalme me vino con mucha facilidad y cuando estuvo lista para mí, empotré su coño sin piedad. Y eso que me dijo que era virgen, pero me dio igual y perforé su chochito con fuerza, algo que me quedó claro que le gustó y mucho durante el polvete.

Morenas

La informática aun no había catado polla


El portátil me daba problemas, así que lo llevé para que le echaran un vistazo, pero no esperaba que fuese una chica informática la que lo revisase ni mucho menos, que estuviese tan buena. No paré de flirtear con ella y la verdad es que la noté con ganas de rabo. Aunque eso sí, me confesó que aun era virgen, aunque no fue problema para irse a mi casa y echar un buen polvo juntos.

Morenas

Sexo en la cocina para acabar la cita

Tenemos sexo en la cocina

Tras una primera cita que salió muy bien, en la segunda decidí ir a su piso y cenar juntos. Quise ayudarle a prepararlo todo, pero al final acabamos teniendo sexo en la cocina y sobre la encimera. Era la primera vez que lo experimentaba, pero fue todo un morbo hacerlo en esa habitación, donde estrenó mi coño como un semental y en varias posturas que me dejaron cachonda perdida.

Morenas