Etiqueta: morenas virgenes

El limpiapiscinas rellenó mi chochito


Con mis padres cerca y vigilando, no he podido ni acercarme al limpiapiscinas cachas que tenemos currando un par de veces por semana. Pero en cuanto me dejaron a solas, le invité a pasar a casa para tomar un vaso de agua y de paso, tantear el terreno. Poco a poco fue subiendo la tensión sexual y al final, logré convencerle de que me follase y estrenase mi coño. Pero se ve que el polvete le gustó mucho, ya que no pudo controlarse y terminó rellenando mi coño de su lefa.

Morenas

Vendí mi virginidad por dinero


Tras un duro día preparándome para los exámenes de septiembre, volvía a casa de noche y lista para dormir del tirón. Pero un chico pasó justo a mi lado y empezó a tentarme con dinero, ya que buscaba a una chica con la que grabar porno. Como aun no había perdido la virginidad, le dije que no pero al enseñarme el fajo de billetes, me lo replanteé y terminé subiendo al piso con él para estrenarme.

Morenas

No pude negarme a la colegiala

La colegiala quería mi rabo

Pasaba la tarde leyendo tranquilo en el salón cuando, de repente, la amiga colegiala de mi hermana apareció por allí con una sonrisa y contoneándose. Se sentó a mi lado y no paró de flirtear conmigo, hasta que acabé por complacer sus deseos, que no eran otros que los de desvirgarse con mi rabo en el sofá.

Morenas

El calentón me llevó a probar polla

Quise polla por primera vez

Estaba en la calle besándome con mi chico en la calle y, tras ponernos muy cachondos, ya no pude más. Me fui con él a casa y me aseguré de que mis padres no estaban, para poder follar con él y disfrutar de una polla al fin, desvirgándome por el coño y gozando con cada penetración.

Morenas

Cambié la lectura por un polvazo

Polvazo para desvirgarme

Hay algo que me encanta y es leer, ya que me culturiza y abre mi mente con historias de todo tipo. Pero por mi cabeza hay algo que ronda últimamente y es la idea de estrenarme en el sexo. Una tarde estaba con un libro pero acabé aburrida y decidí ser valiente, llamando a un amigo de clase para que viniese a mi casa. Lo tuve claro, quería un polvazo y nada más pasar por la puerta, lo echamos por todo el salón sin dudarlo.

Morenas

Entrego mi coño depilado por primera vez

Desvirgada por mi coño depilado

Aunque no lo comentamos, estaba claro que cuando quedé con mi novio en su casa, ambos sabíamos que terminaríamos follando y desvirgándonos. Así que para la ocasión, dejé mi coño depilado y listo para su rabo, el cual me dio un placer brutal, mientras yo gozaba abierta de piernas en el sofá.

Morenas

El profesor me estrenó en el hospital

Desvirgada por mi profesor

Al parecer, nuestro profesor tuvo que operarse de urgencia y estaba convaleciente en el hospital. Decidí hacerle una visita y lo encontré muy recuperado, tanto que quise darle un regalo como muestra de afecto, dejándome follar allí mismo. Era la primera vez que iba a probar un rabo, pero lo disfruté de lo lindo, follando en su habitación.

Morenas

Quiero esa polla dura para estrenarme

Polla dura para desvirgarme

El otro día conocí a uno de los amigos de mi hermano y me quedé embobada con él. Está muy cachas y siempre se muestra de lo más simpático conmigo, por lo que cuando lo hace, consigue que se me caigan las bragas. Para mí era el tipo ideal con el que desvirgarme, así que me hice con su teléfono y logré quedar en su casa, donde me entregué a su polla dura, la cual probé intensamente en mi primera vez.

Morenas

Quiero que el vecino estrene mi coño

El vecino termina por desvirgarme

Tanto verle cerca de mi casa a diario, me a hecho pensar en que mi vecino puede ser una buena opción para desvirgarme de una vez. El hombre parece tener experiencia y siempre me vida de un modo muy lascivo, así que decidí probar. Esperé que mis padres no estuvieran en casa y le pedí que viniese, seduciéndole y terminando por probar su rabo dentro de mi chochito.

Morenas

Era virgen, pero al fin me he estrenado

Deje de ser virgen al fin

Ya fuese por miedo o simplemente por no tener pareja, hasta hace bien poco era virgen y mi coño estaba por estrenar. Pero al fin y gracias a mi nuevo ligue, logro saborear las mieles del sexo, en una follada increíble. Empezó de un modo delicado pero, al ver que me estaba gustando mucho, empezó a follarme más fuerte, hasta que los orgasmos me llegaron uno detrás de otro.

Morenas