Etiqueta: mulatas

Pone a cuatro patas a la negra culona


Este chico jamás había estado con una negra culona como ésta y ella, jamás había estado con un hombre… literalmente. Era la primera vez para la mulata y en su estreno, iba a hacérselo con un chico blanco que para disfrutar más de su inmenso trasero, la quiso empotrar a cuatro patas para que luciese nalgas mucho mejor y darle bien duro al estilo perrito, mientras ella gime de gusto con esa pollita tan dura que tiene.

Negritas

Sexo interracial para estrenar mi coño


Me dan mucho morbo los chicos blancos y junto a mi casa, vive uno bastante maduro que me pone a cien. Encima aun soy virgen y he pensado que nada mejor que sexo interracial, para estrenar mi dulce coño de ébano. Por eso una tarde le hice una visita y al ver mis tetazas naturales, no pudo negarse a meterme el rabo en una follada que sin duda, logró llevarme al orgasmo y fue una auténtica pasada.

Negritas

Negra tetona folla en la piscina


Los días de sol, esta negra tetona los aprovecha para darse un buen chapuzón en la piscina y relajarse un poco. La chica lo hizo luciendo un bikini muy sexy, aunque sobre todo lo que más enseñó fueron sus perfectas ubres. De hecho, uno de los vecinos no pudo evitar fijarse en ella y cuando se acercó, se le notó el empalme en el bañador. La chica aun era virgen, pero entre que él es blanquito y que su rabo la estaba llamando, tuvo claro que ese era el día perfecto para desvirgarse y hacerlo con una dura follada interracial.

Negritas

Mulata se desvirga y lo graba todo


Solo te desvirgas una vez en la vida y por eso, esta preciosa mulata quiso inmortalizar su primera vez. Además lo hizo con su novio blanquito, que llevaba tiempo queriendo metérsela y ha sido muy paciente desde que salen juntos. Pero el día en el que al fin iba a penetrar ese chochito de ébano, el chaval se empleó a fondo y además, lo grabó todo para tener un bonito recuerdo, donde vemos como la negra disfruta del sexo y de ese rabo hasta el fondo.

Negritas

A esta colegiala le gustó mi pollón

Le da duro a la colegiala

Todos los días veo a mi joven vecina lucir palmito con ese vestido de colegiala, algo que me pone a cien. La chica sabe que la observo y un día, acaba yendo a mi casa con intenciones de probar mi enorme rabo, ya que aun no se ha desvirgado y quiere hacerlo con un hombre experimentado. Así que con cuidado de que nadie nos pille, le quito la falda y meto mi pollón dentro de su coñito virginal.

Negritas

Recibí una corrida interna en mi estreno

Corrida interna para mi chochito

En cuanto empezó a meterme mano, supe que ese día terminaría desvirgada al fin, así que me dejé llevar y me mentalicé para gozar la faena. Me dio con ganas por el coño y la verdad es que se le notó un poco ansioso, tanto que no pudo evitar acabar el polvete con una corrida interna, que dejó mi coño de ébano chorreando lefa.

Negritas

Decido estrenarme con sexo interracial

Coño peludo acaba follado

Como aun era virgen y no quería que una polla descomunal me destrozase el coño, decidí estrenarme con sexo interracial, a manos de un amigo. La verdad es que disfruté de lo lindo con su polla, la cual desvirgó mi chochito con un polvazo bestial, con el que me corrí varias veces. De hecho, me gustó tanto la experiencia, que ya pienso en repetirla en cuanto tenga ocasión.

Negritas

La mulata se me puso muy a tiro

Mulata quiere sexo

Fui a casa de mi colega pero parecía que no andaba por allí. Decidí entrar y buscarle pero, de repente, me encontré a su hermana mulata en el sofá, abierta de piernas y pajeando su coño. Verla me puso muy cachondo y cuando le pregunté que hacía, me dijo que era virgen y quería desvirgarse de una vez y para siempre. Así que me puse manos a la obra y terminé perforando ese chochito, estrenándola con una follada interracial brutal.

Negritas

Me estrené con sexo interracial y disfruté

Sexo interracial para estrenarme

Quise probar a salir con un chico blanco y, cuando acabé en su piso, supe que acabaría desvirgándome. No estaba muy nerviosa, ya que pensé que no tendría una gran polla y no sufriría demasiado en mi primera vez. Pero lo cierto es que, no calzaba nada mal y al final, el sexo interracial que tuve con él fue muy placentero, logrando correrme de lo lindo entre las sábanas.

Negritas

Adiós a mi virginidad con un blanquito

Perdí la virginidad con un blanco

Se de buena tinta que los chicos de color, tienen pollas grandes y muy gruesas, por lo que tengo miedo a perder mi virginidad con uno de ellos y que me duela demasiado. Por eso, cuando surgió la ocasión de montármelo con un blanquito, no dude en aprovecharla y termine disfrutando de lo lindo con su rabo, que tenía un tamaño considerable. Sin duda, una desvirgada interracial que gocé de lo lindo.

Negritas