Etiqueta: orientales

Tailandesa se estrena con una corrida


En un viaje de negocios, este tipo conoció a una joven y guapa tailandesa que buscaba un ricachón con el que pasar un buen rato. La jovencita estaba dispuesta a todo con él y al final, decidió estrenar su chochito oriental con su polla. No aparentó inexperiencia y de hecho, le gustó tanto su primera vez con ese extranjero, que incluso le dejó acabarla con una corrida interna.

Asiáticas

Pruebo a una filipina estando de viaje


Tenía unos días libres y decidí aprovecharlos para irme de viaje a un país exótico. Una vez metido en el ambiente y en un bar del lugar, conocí a una guapa filipina que no paró de flirtear conmigo. Pensé que querría sacarme dinero, pero la verdad es que no tenía malas intenciones. La invité a subir a mi hotel y una vez allí, me dejó probar su coño oriental que, al parecer, jamás había probado polla en su vida.

Asiáticas

La tailandesa acaba cubierta de lefa caliente


Ni yo había estado antes con una tailandesa ni ella con un hombre. En cierto modo, ambos éramos vírgenes y decidimos aprovechar ese momento para disfrutarlo juntos y en pelotas. Ella demostró que en la cama es toda una fiera y, cuando estábamos acabando, no dudó en arrodillarse y dejarme correrme en su precioso rostro oriental.

Asiáticas

Estrené el culo oriental de la colegiala

Abro su culo oriental

Gracias a las clases particulares, me saco un buen dinero para mis gastos y hoy, me tocaba enseñarle a una joven colegiala japonesa muy guapa. Pero la chica parece que no estaba por la labor de coger los libros y si mi polla, la cual quiso que le metiese por su culo oriental, ya que siente curiosidad por probar el sexo anal y yo, no pude negarme a sus deseos.

Asiáticas

Fuertes orgasmos para ese chochito japonés

Orgasmosp ara la japonesa

Llegó el día de estrenarse y, aunque estaba algo nerviosa, no dudó en probar el sexo al fin. Y es que, la japonesa necesitaba experimentar orgasmos con una polla en lugar de con sus deditos, así que quedó con su novio y pasaron la noche follando juntos y terminando con su virginidad a pollazo limpio.

Asiáticas

Vaya con la colegiala japonesa!!

Colegiala japonesa se desmelena

Aunque tenía en mente ponerme al día con la lección de hoy, no podía resistirme a la colegiala japonesa y a esa falda tan sexy que llevaba encima. Lo que pasa es que siempre pensé que era una chica muy formal y que me sería imposible convencerla para tener sexo… pero me equivocaba. A solas con ella en el salón, la muy zorra no dudó en bajarse las bragas y pedirme que la desvirgase allí mismo, algo que acabé haciendo encantado.

Asiáticas

Al fin pruebo su coño oriental

Desvirgada por un cachas

Tuve la oportunidad de probar el coño oriental de mi novia asiática, pero me dijo que aun era virgen y que quería esperar. Respeté su decisión, pero ya estaba un poco al límite y necesitaba follármela como fuese. Hasta que al fin, me llamó para que fuese a su casa y me recibió en ropa interior, lista para desvirgarse y para recibir mi polla dura bien dentro.

Asiáticas

Probé a una tailandesa virgen en el hotel

Tailandesa folla en el hotel

La verdad es que supe rentabilizar mi viaje de placer, ya que en él, logré conocer a una preciosa tailandesa. La jovencita era preciosa y estaba muy buena, además de proyectar un morbo brutal con su aspecto oriental. Logré convencerla para subir a mi habitación y, aunque me advirtió de su virginidad, terminó por ofrecerme su coño y la verdad es que supo moverlo como nadie sobre la cama.

Asiáticas

Estrenar a la japonesa me dio mucho morbo

Morbo en el estreno de la japonesa

Disfrutar del sexo es algo que me encanta pero, tras unas citas con esta japonesa, me confesó que era virgen. La idea de estrenar ese coño peludo y oriental me dio mucho morbo y por eso, fue un placer penetrarla y observar su rostro, el cual reflejaba lo bien que se lo estaba pasando abierta de piernas y sintiendo por primera vez un rabo por su chochito asiático.

Asiáticas

La becaria japonesa se corrió como nunca

Estreno a la becaria japonesa

Hace poco que ha llegado una nueva becaria japonesa a la oficina y no puedo evitar fijarme en ella. Además del morbo de ser oriental, la chica tiene un cuerpazo y unas tetas increíbles, pero se muestra tímida cuando hablo con ella, por lo que tendré que ser paciente. Un día, me quedé a solas con ella en la oficina y volví al ataque, pero ella me dijo que aun era virgen. Aun así, le prometí ser delicado y estrené su chochito peludo sobre uno de los sofás.

Asiáticas